Loading...

lunes, 25 de junio de 2012

Glorioso Mester- Cuéllar y Fuentidueña- Con Apuleyo Soto


Glorioso Mester
Viaje promocional del Glorioso Mester a Cuéllar y Fuentidueña, contando con la intervención especial de nuestro socio Apuleyo Soto Pajares, antes del yantar. Una joya para no perderse


Incluye, principalmente, el romance de Apuleyo Soto escrito en exclusiva para esta ocasión

viernes, 22 de junio de 2012

Gloriosa Gaceta. Número Especial Junio 2012


Gloriosa Gaceta del Mester
Numero II Edición especial Junio de 2012
Ejemplar monográfico
El Conde de Villamediana
Por José Fernández Palacios
Del Glorioso Mester




Para visualizar click en el siguiente enlace

Cuéllar y Fuentidueña

Poema a recitar y compuesto por Apuleyo Soto Pajares para el Glorioso Mester

ROMANCE VIAJERO con EL PÍCARO GOURMET
Del Glorioso Mester
POR TIERRAS DE CUÉLLAR Y FUENTIDUEÑA
Por Apuleyo Soto


C
aballeros del Mester
de Picardía Viajera
y Damas de Compañía
que compartís estas mesas,

escuchadme si vos place
el romance que en la lengua
de Cervantes vine hilando
desde las torres de Cuéllar.

Allí el castillo famoso
de los Alburquerque fuera
prisión incondicional
del romántico Espronceda.

Allí el famoso Beltrán
que apellidan de la Cueva,
dicen que engendró, y no el Rey,
a Juana la Beltraneja,


la que armó guerra en Castilla
contra Isabel la Primera,
pero acabó en Portugal
como monja, mas no Reina.

Allí el Trastámara Enrique
de manifiesta impotencia,
por sus muchos devaneos
nos hiciera la puñeta.

(Esto Jesús bien lo sabe;
no me saldré de la senda,
que luego el almuerzo acaba
pasadas las cinco y media).

Allí, pues, historia y arte
se plasmaron en iglesias:
(San Andrés y San Miguel,
San Martín y San Esteban),

monasterios y murallas
de románica grandeza,
atalayas y castillos
propios de una tierra en guerra,
y artesonados y zócalos
de suprema inteligencia,
que conversos alarifes
del mahometano Profeta,

quedándose entre nosotros
como siervos de la gleba,
nos legaron al estilo
conocido por mudéjar.

¡Y qué gozo contemplarlos
como puercos en alberca!
¡Qué arcos!  ¡Qué capiteles!
¡Qué escudos y  qué banderas!

Allí también mansas lomas
de calcáreas insurgencias,
parecidas a peonzas
de niño o a tetas hembras,

nos entretuvieron juntos
esta mañana de siega
que fue de la alfalfa al trigo
y la cebada a la avena.

Allí en fin, por los arroyos,
que se desbocan a tientas
entre vides, chopos, olmos,
tejares, linos y huertas…,

vimos competir las aves
rasantes de la meseta:
las chovas, los alcotanes,
las águilas, las cigüeñas…

¿Qué puedo contaros yo
que vosotros no supiérais
de sus peces y cangrejos,
sus toros de finas…cuernas,

sus pinares arenosos
por los que llora la miera
y el vino que se decanta
en sus húmedas bodegas?

De sus “tierras de sabor
¿me dejáis hacer la cuenta:
puerros, patatas, cebollas,
pimientos, tomates, berzas,

espárragos y espinacas,
remolachas forrajeras,
sandiales, melonares,
pepinos, nabos, acelgas,

lechugas, judías, rábanos,
coles de España y Bruselas…
todo lo que el Cega ciego
con parsimonia sustenta?...

Ahí queda eso, señores,
eso es la Villa de Cuéllar,
más los grandes adalides
que se embarcaron a América,

(Juan Velázquez, por ejemplo).
Y el cardenal De la Cueva,
y Alfonsina de la Torre,
y  el Cronista Antonio Herrera…

Pero vengamos al sitio
que se llama Fuentidueña,
dueña de fuentes termales,
que corren, pasan y sueñan,

y citemos, verbigracia,
el puente de la Edad Media,
la muralla desdentada,
la Alfonsina octava puerta,

el mirador de la plaza,
el pantano de Las Vencias,
el convento franciscano,
las de San Blas hondas cuevas,

la cúpula hospitalaria
de María Magdalena,
la nave de San Miguel
y las tumbas celtibéricas…

Se acabó lo que se daba;
tenedor a la cazuela
con apetito creciente
sea cordero o cordera,

que Rufino lo ha dispuesto
bien horneado a la mostela
en su propia y sola grasa
como lo hacía su abuela,

con un poquito de agua
clara como una patena
y otro poquito  de sal
cristalina y marinera.

¡Señoronas, Caballeros:
¡Buen provecho! ¡A la faena!
Que dé comienzo el convite
a la gloriosa manera.

Luego remojáis los pies
o la barriga rellena
en el Duratón que fluye
pegándose con las piedras,

y dais gracias al alcalde,
y retozáis en la yerba,
y os sentáis en la terraza,
y os tomáis unas cervezas,


y coloquiáis del entorno
que nos abruma y rodea
bajo la sombra copuda
de la espaciosa chopera.

O simplemente os echáis
a dormir la mona en siesta,
cada uno por su lado
o abrazados en parejas…

¡Vivan sus mercedes mucho¡!
¡Vivan Fuentidueña y Cuéllar!
¡Vivan Nines y Rufino!
¡Vivir, beber…poco cuesta!

Y ahora entona, compañero,
el glorioso santo y seña:
¡Larga vida al Presidente!
¡Que se te oiga y se te vea!


(Recitado el 23 de junio de 2012 en el Chiringuito Rufino) Fuentidueña (SG)


jueves, 21 de junio de 2012


Club Alpino Maliciosa
Una historia sin final



VIAJEROS VERTICALES




Por Jesús García y Jiménez
Escritor y periodista de Turismo



H
ay cosas que dicen que son tan efímeras como la vida misma, pero sus hechos, cuando han sido notables, perduran en las noches de los tiempos.
Días atrás, ha sido para mí una gran alegría comprobar que las personas que realizaron estos hechos concretos, a los que me refiero, hemos coincidido animados por una cierta nostalgia cayendo en eso que ahora llamamos redes sociales.
Han pasado más de cuarenta años, y vaya usted a saber las vicisitudes personales que transcurrieron entre los que componíamos aquel grupo de montaña que surgió en Madrid a principio de la década de los 70, del siglo pasado, claro está.

De los componentes del antiguo TIJ, nació el Club Alpino Maliciosa, institución de la que tuve el gran honor de formar parte durante casi un lustro hasta que por motivos que no vienen al caso tuve que ir apartándome del magnífico ambiente de este gran colectivo que como miembro del consejo directivo formé parte.
Como supongo que los profanos, los que supongo numerosos en el tema, de lo que en sí representa la montaña, confunden esto con un deporte, he de añadir que esto constituye un craso error, visto bajo esta óptica. Pero claro, tras los años 40 todo lo que supusiera un  esfuerzo físico más o menos incluido el ajedrez, había que encuadrarlo en algo; y ese algo fue hacer de ello un deporte, en lugar de verlo como lo que realmente es: pura filosofía.

Este Club, por la razón expuesta, no fue diferente en ese aspecto y tuvo que encuadrarse desde su fundación dentro de la disciplina que imponía la Federación Española de Montañismo al igual que todas las sociedades de montaña de hogaño.
Pero ¿Qué le hizo diferente?: principalmente una extrema juventud con ideas aperturistas de un concepto de montaña tan tradicional como obsoleto y que necesitaba abrirse paso caminando a las cumbres extramuros de nuestra piel de toro y demostrar personalmente la valía de una nueva generación de gentes de montaña.
Realmente fue la primera sociedad que fundó en su seno una Sección de Marchas para personas de todas las edades, reservado en aquel tiempo solo en las de mayor renombre a los socios  veteranos. Conseguir una élite no esperada en una sociedad de estas características que a los pocos años de su fundación montaría una expedición andina con siete miembros destacados teniendo en honor de conquistar por primera vez en una nueva vía la cumbre peruana del Chacraraju. Demasiadas fueron las dificultades que se hubo de franquear para llegar a un logro de esta envergadura, que la mayoría de medios oficialistas quisieron acallar.
Fue costeada casi en su totalidad por los siete jóvenes montañeros de esta sociedad montañera cuyas edades no superaban los 23 años; pero al no ser del círculo clasista, por una parte, de los federativos de turno, así como su ideario pseudopolítico de la época, sin considerar su valía se cerraron las puertas de las subvenciones, que a decir verdad “haberlas las había”. Se cubrió de gloria el entonces y extinto presidente de la FEM Sr. Odriozola.

Aquello no acababa más que comenzar. Años antes y concretamente en Enero de 1977 salía para el mundo montañero en número 0 de la revista Alta Ruta que editada por el Club Alpino Maliciosa sería durante bastantes años la publicación montañera de vanguardia más cotizada en el alpinismo nacional, con repercusión en ambientes allende nuestras fronteras.
Trofeos y actividades de calidad sociales e intersociales, ciclos de cine de montaña, semanas de divulgación y otros muchos eventos hicieron en los años sucesivos catalogar este club como la sociedad más popular y más completa en sus actividades.
Pronto llegó al sector del la montaña la palabra “globalización” las sociedades iban decayendo  a la vez que se contaban por cientos, entonces el mal menor fue integrarse en una nueva sociedad con el nombre de Montañeros Madrileños que pervive en la actualidad siendo la mayor en afiliación en la Comunidad de Madrid y una de las mayores de España. Textualmente y desde la web de esta entidad aclaran: -estuvo precedido de un amplio estudio de viabilidad, en un panorama en el que de los clubes se podría decir que "había demasiados". Efectivamente más de trescientos en la Comunidad de Madrid, con un escasísimo número de socios cada uno, e incapaces en su mayor parte de prestar servicio alguno a los mismos, con toda lógica, al carecer de potencial organizativo y económico. No parecía que la idea de formar uno nuevo fuera la mejor pero tenía sus razones.
Y esa fue la larga y efímera a la vez de esta sociedad alpina, y que una tarde de esta primavera por medio de las redes sociales estamos apareciendo parte de aquellos, que en su día también fuimos jóvenes, dimos gloria a lo que fue y todavía es el panorama montañero español a través de ese club conocido simplemente como “El Maliciosa”, haciendo honor a la 3ª cumbre de la Sierra de Guadarrama con sus 2227 m.s.n.m..

N- Si quieres unirte a nosotros, a los supervivientes del CAM estamos en Facebook https://www.facebook.com/groups/clubalpinomaliciosa/

Te esperamos


En esta faceta de montaña, es nuestra intención ofrecer a los lectores de este blog, una serie de artículos de Viajeros Verticales, con una filosofía hermanada con la del Glorioso Mester en cuanto en rendir culto a la amistad
FOTOGRAFIAS CEDIDAS POR Carlos M. Gallego y Eugenio Hevia

AGRADECEMOS CUALQUIER COMENTARIO EN LA PARTE INFERIOR. GRACIAS.


lunes, 18 de junio de 2012

POR LOS CAMPOS, RÍOS, MESONES Y MONUMENTOS DE CUÉLLAR Y LA VILLA DE FUENTIDUEÑA, CON LAS DAMAS Y LOS CABALLEROS DEL GLORIOSO MESTER DE PICARDÍA VIAJERA.


POR LOS CAMPOS, RÍOS, MESONES Y MONUMENTOS DE CUÉLLAR Y LA VILLA DE FUENTIDUEÑA, CON LAS DAMAS Y LOS CABALLEROS DEL GLORIOSO MESTER DE PICARDÍA VIAJERA.
 

No puedo dejar de acompañarlos. Han escogido mi tierra natalicia para celebrar su reunión anual "obligatoria" y me siento atraído en exceso por ellos y sus obras, para así corresponder a las excesivas atenciones que me dispensan. Yo también soy socio, -¡honorario, qué honor!- del Glorioso Mester de Picardía Viajera, entidad sin ánimo de lucro que promueve el turismo cultural, medioambiental y gastronómico allá por donde va, y va "haciendo camino al andar" por toda la desgarrada Piel de Toro, en la que se incluye Portugal. (Allá, en su Elvas de acueducto, estuvimos hace poco).
El sábado 23 de junio gozaremos de las excelencias artísticas y culinarias de Cuéllar y Fuentidueña, dos villas enraizadas en la historia racial y heroica de la vieja Castilla. (Entrar en Google, y me evitaréis daros detalles, pues el mundo cabe en el pañuelo blanco y brillante de la pantalla casera).

Primero asistiremos a una representación teatral en el castillo de los Alburquerque, donde se mantuvo prisionero siete meses al romántico Espronceda, luego observaremos el mudéjar de los alarifes que se quedaron a vivir en esa zona de lomas y colinas, y acabaremos dando buena cuenta de unos cuartos de cordero al horno en el "Chiringuito de Rufino", donde tuvieron descanso y asiento el rey Alfonso VIII de las Navas de Tolosa y el valido todopoderoso don Álvaro de Luna,  en las orillas del río Duratón. En sus aguas remojaremos, pues, tras el almuerzo, lo que quede por remojar, ya que los vinos de la pre-rivera del Duero nos habrán dejado suficientemente regados y entonados el cuerpo y el espíritu.

Llegaremos a la Villa después, mucho después que llegaran los romanos, los constructores que levantaron el puente de la vía imperial que enlazaba Clunia, Cauca y Compluto. Hasta hoy. Y ustedes que se animen a verlo enhiesto como nosotros, un día que les apetezca sacar el alma a pacer a placer. Se trata de una joya enmarcada en un paisaje paradisíaco, en el que los dioses, masculinos y femeninos, llevan nombres pequeñitos de fuentes, pájaros, peces, cangrejos y árboles, y en el que las tiendas de campaña verdean durante todo el verano, multiplicando la población por varios dígitos.

Y como me gusta ser práctico y eficaz, tomen nota: www.aytofuentiduena.es , los lunes a las diez horas y de ellas en adelante. Gracias.


APULEYO SOTO PAJARES

jueves, 14 de junio de 2012


COPLILLAS PICANTES, JOCOSAS,IRÓNICAS Y DIVERTIDAS
Por Apuleyo Soto (Glorioso Mester)




E
n mis frecuentes paseos por las ferias de libros que proliferan en provincias al aire libre de abril a septiembre, y a la sombra de las casas esgrafiadasy los árboles en rama, entre el griterío tostado de los niños y los pájaros -tales para cuales- suelo encontrarme tesoros bibliográficos facsímiles que muchos falsos eruditos  desdeñan pasando de largo, pero yo no. Quizá porque soy un antiguo, quizá porque se me ofrecen a precio de saldo, a veces incluso simplemente al peso, por cinco euros el kilo de papel en negro sobre  blanco, como en Badajoz, pongo por caso.
Pues en uno de esos otros paseos literarios tan salutíferos por las Afortunadas Islas y Palmas de la Gran Canaria, donde celebrábamos el Congreso Nacional de la FEPET, que preside el eximio Mariano Palacín, me topé el otro día -caliente que relucía- con las "Rabeladas a lo pesao", composiciones recopiladas no sé cuándo por un denominado Dúo  Candeal, y prefaciadas por Ramón García Domínguez en la edición de máxter.es, que es la que adquirí, sin pensármelo nada. Estas "rabeladas", cantadas sobre la música del rabel, claro, -instrumento de origen musulmán diseminado por la geografía española- son "coplillas picantes, jocosas y divertidas", que han animado mi mente y me he permitido imitarlas y ampliarlas con el permiso de ustedes. A lo mejor así, al divulgarlas, el Nuevo Mester de Juglaría las incluye en sus actuaciones, allá por donde va o vaya, y no solo en la programación segoviana. ¿Por qué no va a contar y cantar conmigo el Mester, si ya cuenta y canta con el coplero Ignacio Sanz de las Lastras de Cuéllar?
 
Resumiendo: Que tomando como ejemplo la copla que dice:
 
"Las mocitas de mi pueblo,
cuando se van a bañar,
lo primero que se mojan
es el pecado mortal",
 
 
yo he seguido de esta guisa:
 
"Sálvame, sálvame, sálvame,
dicen en  televisión
las palomas que se acuestan
con cualquier mozo pichón.
 
De boquita lanza sapos
la ex-novia de Jesulín
porque no llegó a ser rana
del torero andalusín.
 
Anda que la den, la den
donde más pecado ha,
que otro tío la ha dejado
paracuellada al final.
 
La Reina de la pantalla
¿de verdad es popular?
Jorge Javier, si lo fuera,
no la mandaba callar".
 
Podría seguir hasta el infinito, pero inventen y sigan ustedes, que la vida cochina da mucho de sí. Y hay que rimarla, para continuar dando el cante.


APULEYO SOTO PAJARES

domingo, 10 de junio de 2012

Crónicas Turiasonenses


Crónicas Tvriasonenses
A
 escasos noventa kilómetros de la antigua Caesar Augusta, agora Zaragoza, se encuentra el enclave de Turiaso actual Tarazona, ambos enclaves estratégicos de la antigua Hispania romana. Dos entrañables personajes en el siglo XX con arraigo a su tierra contribuyeron a su fama: Hablo de Francisca Marqués López, conocida como Raquel Meller; y el también actor de cine y no menos popular Paco Martínez Soria, ambos oriundos de esta villa que atraviesa el río Queíles, un aprendiz de río que paradójicamente es el más caudaloso de España en su manadero.
Con estos simples datos anecdóticos sería más que suficiente saber que no estoy haciendo otra cosa que facilitar al lector la introducción invitándole de entrada a la visita turística incondicional de esta tan maravillosa como antigua ciudad aragonesa.
Luis Molano y Jesús M. Sahún. en La Corza Blanca

Un cómodo viaje en un tormentoso día de primavera, nos ha ubicado en las puertas del Monasterio de Veruela, del que dicen ser el primero que fundó el Cister en Aragón, pero el Reino de Aragón de antaño, a la sazón más extenso en superficie que la propia Comunidad Autonómica actual. Frente a su entrada, separada por la carretera Z-373, se ubica ajardinado el restaurante La Corza Blanca, rememorando con dicho nombre al post romántico Gustavo Adolfo Bécquer,  donde el Glorioso Mester ha tenido como anfitrión en el capítulo gastronómico a su propietario Jesús María Sahún Izquierdo, “Ecochef” acreditado por la asociación Slow Food, dedicada a proteger las variedades gastronómicas locales y sus sabores, galardonado el distintivo de los restaurante "km 0", con los que acredita a aquellos establecimientos que fomentan los productos de proximidad, la biodiversidad (animal y vegetal) y la defensa del medio ambiente.
 
El suculento postre de Torrijas bañadas de chocolate dio paso al siguiente, esta vez eminentemente cultural guiados por un gran profesional como  Santiago, guía oficial de Veruela (De la empresa Girola Servicios Turísticos, que presta servicio al monasterio), allí nos acompañó en la visita con el “fantasma” presente de Bécquer con las Cartas desde mi celda. Datos más que suficientes para un gran conocimiento del cenobio, y el agradecimiento a la DPZ por autorizarnos a fotografiar su interior. Mientras, en su exterior se escuchaba el eco de la lluvia y los truenos en ese valle que altivamente preside el Moncayo.

Poco antes de las siete arreciaba el aguacero cuando fieles a nuestra cita acudíamos a la concertada con un gran amigo turiasonense, que bajo el paraguas nos aguardaba en el umbral de la oficina de turismo local, (sita en la Plaza de San Francisco, cabe el cenobio franciscano del mismo nombre que preside dicha plaza) un personaje que para aragoneses y bastantes foráneos pocas presentaciones necesita: Nos estamos refiriendo a Javier Bona, un gran experto en Patrimonio que nos va a acompañar en nuestras andanzas por la judería de la ciudad, fue en su día con justificado reconocimiento Gerente del Patronato de Turismo de Zaragoza, Concejal de Tarazona y otra serie de nombramientos que largo sería citar.  
La visita concluyo donde deben concluir todas, en buena tasca con suculentos pinchos y vinito de la tierra, que aquí es de Campo de Borja.
El descanso del guerrero, es decir, donde se montó el real tuvo lugar en un agradable establecimiento: Las Brujas de Becquer, sito extramuros del centro propiamente dicho, pero agradable por servicio, calidad y profesionalidad y todo positivo en lo que a valor humano se refiere.
A la alborada del nuevo día, la lluvia ha remitido, nubes y claros alternan en la cúpula celeste, día triste por eso de ser el último y nuestros sentimientos han calado en estas tierras aragonesas.
Igualmente, en alarde de puntualidad cuando las campanadas dan las 10 nos reunimos con una gran profesional de turismo: Pilar Velilla Pueyo, que durante casi dos horas será nuestra guía; nueva subido por las mismas calles hasta el Ayuntamiento, frente al mismo se alberga un edificio, casa natal Del  gran Paco Martínez Soria. Ascendemos por empedradas cuestas hasta el barrio del Cinto, donde pasamos por calles, callejas y callejones con nombres evocadores: La Traición, Barbacana… Hemos llegado junto al Palacio Episcopal, La Iglesia de la Magdalena y su torre de ladrillo que la separan de su base más de 400 irregulares peldaños. Una imagen imponente de la ciudad: Plaza de toros vieja, la Catedral, La Virgen del Río, patrona de la villa…
Pero allí todo está cerca, y una vez en el atrio catedralicio nos despedimos de Pili, esta sensacional anfitriona y allí somos recibidos por Lola Zueco, una de las personas responsables como técnico de patrimonio de la Fundación Zaragoza Monumental, que amablemente y en su día nos dio todo tipo de facilidades para poder conocer y comprender el conjunto catedralicio, que hace poco abrió sus puertas tras una forzosa clausura por obras de recuperación y restauración que se prolongaron por casi treinta años.
Otra gran profesional Ana, se hace cargo de la visita al interior de la Seo y que durante una hora acapara toda nuestra atención,  otra gran profesional que sabe tratar al viajero como se debe, en resumen que sabe cuidar el turismo, este turismo de interior cuya recuperación es un arma cargada de futuro; Igualmente quede constancia de nuestro agradecimiento al deán catedralicio don Juan Manuel Melendo, por haber accedido a permitírsenos ejercer el derecho informativo a la fotografía dentro de la Catedral. Gracias por todo y a todos
 Fotografías: Jesús García y Jiménez