Loading...

sábado, 21 de julio de 2012

Una interesante visita a 30 Km. al sur de Madrid.


Una interesante visita a 30 Km. al sur de Madrid.

      POR JESÚS GARCÍA Y JIMÉNEZ

H
ace poco más de una semana he regresado de conocer un enclave toledano rayando la imaginaria frontera con Madrid. El enclave al que me refiero se haya a mitad de viaje entre Toledo y Madrid, en las afueras de la localidad de Carranque a tiro de bala de la también toledana villa de Illescas.

Descubierto a finales del pasado siglo XX su origen como parque arqueológico se remonta a 1983, cuando un vecino de la localidad, Samuel López Iglesias, descubrió, el dia 23 de Julio, en el paraje conocido como las Suertes de Abajo, en la comarca de la Alta Sagra, a unos 45 km de Madrid y 35 km de Toledo, y junto al río Guadarrama, una serie de mosaicos. Desde 2003 está parcialmente abierto al público mientras prosiguen las excavaciones.

Estos mosaicos pertenecían a la hoy denominada villa de Materno, pues este nombre es el que figura en la cartela del dormitorio principal.

Para comprender mejor la época, en el edificio de interpretación se exhiben una serie de objetos hallados en las excavaciones, así como un audiovisual en el que se simula la vida en una villa del siglo IV, basándose en los restos hallados en el yacimiento, y tomando como base la propia villa de Materno.

En los últimos años, se han encontrado restos arqueológicos al otro lado del río Guadarrama, entre los que se encuentran dos cubos de molino, conducciones de agua y parte de una villa romana.

Para más ilustración de la visita ver:

Entre muchos conocimientos que he adquirido en esta excelente visita guiada cuya duración se aproxima a las dos horas, que por cierto hasta se me han hecho cortas, me cabe destacar el concepto erróneo de lo que todos conocemos como la teja curva cuyo origen lo hemos atribuido a los árabes, cuando en realidad deberíamos remontarnos a la época romana para afirmar realmente que dicha pieza cerámica ya era utilizada anteriormente por esta civilización.

Visitar el Parque Arqueológico de Carranque es viajar en el tiempo. Recorrer el yacimiento permite conocer una parte del pasado. Prestar atención al Parque Arqueológico conduce a conocer nuestra historia y, en definitiva, a nosotros mismos.

Muchos son los motivos que nos invitan a visitar este yacimiento, el único en España hasta ahora cuyos edificios están relacionados directamente con el emperador Teodosio I El Grande.

Entre estos restos están: lel Palatium, edificio de representación del dueño de la villa, en origen de carácter público y posteriormente religioso; el Mausoleo, un pequeño lugar de enterramiento que debía de acoger los restos del propietario y su familia; la Casa de Materno, una mansión que servía de vivienda; y otros restos como los cubos de molino, estructuras hidráulicas... La espectacular colección de mosaicos de la Casa de Materno justificaría por sí sola una visita al Parque Arqueológico.

Otras de las curiosas sorpresas será descubrir que la conocida svastica o cruz gamada, ya se utilizaba casi dos mil años antes que el III Reich. ¿Sorprendente?

Y como no deseo quitarle la emoción de gratas sorpresas, dejo aquí mi invitación a todos vosotros que dediquéis un poco de tiempo para realizar una visita que seguro colmará vuestras ansias viajeras de conocer, ciertamente es para no arrepentirse al presenciar, entre otras sorpresas, unos excelentes mosaicos en este recorrido guiado, que no es que lo hagan bien: lo borda.
Saludos viajeros.

3 comentarios:

  1. Excelente artículo. Invita a visitar este gran Yacimiento y conocer nuestro pasado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, y no le quepa duda alguna que es una visita de las más instructivas que a pesar de durar
      casi dos horas se hace cortísima.

      Eliminar
  2. Felicidades por este nuevo reportaje. Mis felicitaciones a los que han hecho posible la conservación de esta maravilla.

    ResponderEliminar