Loading...

miércoles, 8 de mayo de 2013

El Picu Urriellu, un desafío para los audaces




El Picu Urriellu, un desafío para los audaces



XL Aniversario de la primera escalada invernal al Naranjo de Bulnes por la cara oeste

Por Nieves Alonso
De izquierda a derecha:
César Pérez de Tudela, Narciso de Dios Melero, Jesús García y Jiménez, Pedro Antonio Ortega "El  Ardilla"


Desde que en 1904 Pedro Pidal, Marqués de Villaviciosa, acompañado por el pastor Gregorio Pérez “El Cainejo”, realizaron la primera ascensión al Naranjo de Bulnes, muchos alpinistas han desafiado al majestuoso monolito. La ascensión, a vida o muerte, de los intrépidos escaladores ha contribuido a forjar la leyenda sobre la cima más emblemática de los Picos de Europa.

Pero el punto de inflexión llegaría en agosto de 1962 cuando dos alpinistas aragoneses, Alberto Rabadá y Ernesto Navarro, ascienden por primera vez al Naranjo por la hasta entonces inexpugnable cara oeste.



Aunque la difícil pared marcará un hito en el mundo del alpinismo cuando en febrero de 1973 cuatro alpinistas, en dos cordadas formadas por César Pérez de Tudela, Pedro Antonio Ortega “El Ardilla”, Miguel Ángel Gallego “El Murciano” y José Ángel Lucas, coronan , en un arrojo de valentía y audacia, sus más de 500 metros en la primera ascensión invernal

Con motivo del XL Aniversario de la primera invernal por la cara oeste al Naranjo de Bulnes, la Asociación de Turismo vertical y cultural, Glorioso Mester, organiza un acto en la biblioteca de Retiro de la Comunidad de Madrid donde participan César Pérez de Tudela y Pedro Antonio Ortega, protagonistas de la hazaña más mediática de todos los tiempos, por la dificultad que planteaba, los espectaculares rescates realizados y las vidas que se había cobrado.


Así mismo, Narciso de Dios Melero, alpinista y guía de alta montaña, presenta el documental “El colmillo de los sueños”, un homenaje a la historia de la legendaria cumbre asturiana.

 Jesús García Jiménez, presidente de la asociación Glorioso Mester, organizadora de los actos conmemorativos, es el encargado de la apertura de la jornada. Jiménez hace un breve repaso a la historia de las escaladas al Urriellu, incidiendo en la importancia de la primera invernal del año 1973 y presenta la proyección del documental. 


La creación de Narciso de Dios, de carácter académico, explica las diferentes denominaciones por la que es conocida la mítica montaña. A través de impactantes imágenes, realiza una cronología de las distintas ascensiones al pico que ha cautivado a los alpinistas más experimentados. “El documental es reflexivo”, destaca el autor, que hace hincapié en la dificultad que implica la subida, especialmente en invierno, “un mito de vía forrada de hielo”, señala el guía de alta montaña.

 A continuación, Pedro Antonio Ortega expone fotografías de la efeméride recordando los momentos vividos en la histórica ascensión de hace 40 años, explicando las adversidades que tuvieron que sortear y haciendo referencia a la época en que se produjo, “eran otros tiempos, con otro material. “La ascensión era más difícil y menos segura”, dice Ortega, que destaca la belleza poética de la roca “los picos palidecen ante la majestuosidad del Naranjo de Bulnes”, señala el montañero.


El alpinista y explorador, César Pérez de Tudela, en su intervención rememora la primera invernal por la cara oeste al Urriello como el primer acontecimiento en relación al alpinismo con seguimiento mediático. Esta circunstancia permitió que el público siguiera de cerca la ascensión.

“La escalada es amor a la vida, es arte”, señala Tudela, que ha hecho de la montaña un modo de vida. Igualmente menciona el miedo superado en los momentos previos al desafío “el miedo existe, es la emoción del mamífero”, afirma el alpinista. César Pérez de Tudela asegura que en la vida hay que ser valiente, “el valor tiene un precio, estoy orgulloso de haberlo sido y otras veces enfadado conmigo mismo por no conseguirlo”.


También insiste en la importancia de los avances en el material que utilizan los alpinistas, que confiere mayor seguridad a los escaladores a la hora de enfrentarse a la montaña “no es lo mismo hacerlo ahora que antes”, comenta el escalador.
Para finalizar César Pérez de Tudela presenta su última publicación, “Cuentos, mitos y leyendas del Naranjo de Bulnes”. Un libro juvenil dirigido “a niños de 12 a 100 años”, comenta el autor. Un ameno relato que adentrará al lector en las historias del Picu Urriello de la mano del protagonista y “álter ego” del autor, el Barón de Cotopaxi.


Pero sobre todo la narrativa es una puesta en valor del respeto, el valor y la esperanza, valores que lleva consigo el alpinismo. “Virtudes que en la sociedad de occidente han quedado atrás”, afirma Tudela.

Como caballero de las montañas, sobre estos episodios de vida que nos llenan de respeto y nos dicen que el montañismo, el alpinismo y la escalada de montañas, son siempre antes que cualquier otra consideración, una preciosa historia de vida, llena de ilusiones y de belleza y con ello también perfumada por el fuerte y sensible sentimiento del hombre”.
PÉREZ DE TUDELA, César. 2013, Naranjo de Bulnes. Cuentos, mitos y leyendas. Aventuras del Barón de Cotopaxi.

Nieves Alonso



4 comentarios:

  1. Breve y lleno de emoción, excelente documentación recopilada en "El Colmillo de los Sueños", las diapos nos han hecho pasear por la historia de nuestro majestuoso Picu Urriello y maravillosas me han parecido las palabras de nuestro adalid "Pérez de Tudela" como le conocimos en aquellos tiempos. Gracias por este emotivo homenaje

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias Jesús, ardilla, Narciso y Tudela. Nos habéis hecho pasar una tarde estupenda, hemos aprendido de toponímia -o desaprendido, porque al final ya no sabemos ni como llamar al Urriello jaja-, hemos repasado la historia del alpinismo español, y nos hemos emborrachado de paisajes y vivencias, y lo más importante: nos hemos sentido como en familia. Un abrazo a todos

    ResponderEliminar
  3. P.D. soy Ramón Sevillano, es que no sé poner mi nombre en este aparato, perdón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Ramón Sevillano. Creo que todos hemos disfrutado, después de tantos años de montaña encima como si fueramos principiantes
      Un abrazo
      Jesús

      Eliminar