Loading...

lunes, 26 de marzo de 2012

Entrevista a Jesús Ávila Granados

Entrevista a Jesús Ávila Granados
Miembro del  Glorioso Mester
De izquierda a derecha Jesús García y Jiménez, Jesús Ávila Granados y Francisco Rivero
tras la cena homenaje a Jesús Ávila de sus compañeros del Glorioso Mester



Entrevista a: Jesús Ávila Granados, escritor; autor del libro:
“La Andalucía de los Viajeros”; Ed. Círculo Rojo; Almería;
03/2012; 265 págs. ISBN: 978-84-9991-729-0; PVP: 17,95 €
P.- ¿Con qué edad empezaste a escribir?
R.- “La escritura, como vehículo de comunicación, fue muy temprana para mí; pero se trataba de notas sueltas, apuntes de campo, fruto de lo que iba leyendo y, sobre todo, lo que más despertaba mi curiosidad de cuanto descubría en mis constantes salidas. De siempre me ha gustado hacer excursiones, y después pasar a limpio las impresiones y anécdotas; de siempre me ha gustado entablar amistad con las gentes de los lugares, porque todas ellas me han ido enseñando sus experiencias, sus costumbres. Y estas salidas las hacía con pantalón corto, los fines de semana, y casi siempre en solitario, porque no encontraba muchos compañeros de clase que se animaran a andar por las montañas, la Vega y los valles y ríos de las Alpujarras y otros lugares de la provincia de Granada”.
P.- ¿Qué te inspiró a empezar a escribir?
R.- “Sin duda, el haber tenido el privilegio de nacer en un carmen del Albayzín, frente a los muros de la Alhambra, de la ciudad de Granada, en octubre de 1950, y el crecer en un ambiente propicio a la cultura; mi padre fue poeta y rapsoda. Yo no tardé en apasionarme
por los libros de viajes, historia y aventuras de Julio Verne, Emilio Salgari…; y también por la de los clásicos: Alejandro Dumas, Benito Pérez Galdós, Honoré de Balzac, y escritores rusos de los siglos XIX y XX. Tampoco puedo olvidarme de los
tebeos (“El Capitán Trueno”; “La Pantera Negra”, etc.), que igualmente me animaban al fascinante mundo de conocer y descubrir.
Sin darme cuenta, fui formando una gran biblioteca de libros y hemeroteca de revistas; siempre tenía un libro en mis manos; mucho antes de que nos invadiese el mundo de la televisión y demás influencias que, de alguna manera, han ido cambiando los hábitos de las generaciones posteriores, para desbancar al libro, o lectura en general, por la imagen y los juegos digitales. De siempre he tenido muy claro que sería la literatura mi profesión, porque ya, de muy pequeño, era mi vocación; pero, sobre todo, no escribiría nunca de nada que no haya visitado y conocido en persona. Por lo tanto, mis escritos han sido como caballetes literarios de cuanto pasaba por mis pupilas, e iba descubriendo”.
P.- ¿Qué es para ti la literatura?
R.- “Considero que escribir, para mí, es una de las razones de ser más poderosas; sin mi familia, y sin poder transmitir en una hoja en blanco lo que pienso, no valdría la pena vivir”.
Los Gloriosos Jesús Ávila Granados (Izquierda) y Francisco Rivero (derecha)
durante la conferencia de Jesús en el Museo de los Orígenes de Madrid el pasado
10 de Mayo de 2011 sobre el tema Cátaros y Templarios en la España medieval
acto organizado y promovido por el Glorioso Mester

P.- ¿Qué es lo que menos te gusta de tu profesión?
R.- “Pues que no se considere el esfuerzo de un trabajo literario; que muchos editores sólo valoran los resultados económicos de un libro; veo que, en muchos casos, obras de gran calidad de amigos y colegas míos, son destruidas de los almacenes de las editoriales, para dar paso a libros de menos calidad, pero más rentables. Esta es la sociedad que nos ha tocado vivir. Admiro otros países, en donde el autor es mucho más respetado y admirado. También es triste ver a personas que nada tienen que ver con la literatura, pero que, por sus contactos, emprenden la aventura de hacer un libro –que muchas veces ni lo han escrito ellos; sólo aparece la firma-, y, por grandes promociones a nivel nacional y desde todas las formas posibles, alcanzan éxitos, a pesar de que los contenidos de tales libros no merecen el más mínimo aprobado”.
P.- ¿Qué es lo que más te enorgullece de tu profesión?
R.- “Siempre me he considerado una persona independiente, y el periodismo y la literatura desde la dimensión de free-lance, me lo ha permitido; lo cual entraña un enorme riesgo, como puedes suponer, pero hay que ser valiente”.

1.- Quizá haga falta aclarar que “La Andalucía de los Viajeros” no es una guía turística. ¿Cómo definiría este libro?
R.- “La Andalucía de los Viajeros” es una obra que facilita al lector el descubrimiento de la historia, el arte, las tradiciones y aquellos otros aspectos que, a los ojos del mismo andaluz, habían pasado desapercibidos, y que han podido recuperarse gracias a los relatos recogidos por los viajeros que, a lo largo de los tiempos, llegaron al sur peninsular en busca del embrujo y misterio de sus pueblos y gentes. Más que un libro de viajes, por lo tanto, yo lo definiría como una obra antropológica, que desnuda el ser y el sentimiento de esta sorprendente tierra llamada Andalucía”.
2.- Lo que sí es cierto es que no existen muchas zonas geográficas en el mundo que ofrezca tantas alternativas turísticas
e históricas para el viajero como Andalucía.
R.- “Soy escritor profesional desde hace 40 años; en ese tiempo he tenido oportunidad de recorrer más de 50 países de los cinco continentes, de escribir y publicar 89 libros y firmar más de 15.000 reportajes en medios de difusión nacional. Por lo tanto, y lejos de cualquier apasionamiento por mi querida tierra, creo que estoy capacitado para manifestar que, en ningún lugar del mundo existe una región que aglutine mayor cantidad de valores socio-culturales, como sucede en Andalucía. No es una casualidad, por lo tanto, que por el sur peninsular hayan pasado, y se hayan asentado, los pueblos más cultos de la historia de la humanidad, quienes, al poco tiempo, olvidaron o renunciaron de sus raíces, para convertirse en autóctonos; esta es la magia de Andalucía, tierra de contrastes y de belleza, de bosques y desierto, de nieve y mar, de aguas termales y marismas…; sin olvidarnos de la bondad de su clima, que, en la mayor parte de la geografía andaluza, es primavera todo el año”.
3.- De César a Hemingway, ¿quién, a su juicio, retrató con más acierto el sur peninsular?
R.- “No me atrevería a destacar a ninguno en concreto, porque cada viajero, en una época determinada, se ha interesado por una faceta de la cultura andaluza; a unos les ha atraído la música, la gastronomía, las costumbres de los pastores, la leyenda y el mito de los bandoleros, el embrujo de la Alhambra, como palacio de las Mil y una noches, las fiestas y el folklore, la naturaleza y el paisaje, los toros y los caballos, las bodegas y el vino, la belleza de las mujeres, la valentía y la caballerosidad de los hombres, la vida de los gitanos, el flamenco, la Semana Santa, la Feria de Abril de Sevilla, la romería del Rocío, el arte en cualquiera de sus innumerables facetas, las esencias y aromas que transmiten los pueblos, etc.; por ello, sería injusto destacar a uno, o a varios, en detrimento del resto; prefiero, por lo tanto, que sea el mismo lector quien establezca el personaje que más le llame la atención, porque para mí, como he dicho antes, a todos ellos, en conjunto, mucho les debe la cultura andaluza, en su difusión por todo el mundo”.



4.- Dan Brown, en su última novela publicada, describe algunos aspectos de Sevilla que nada tienen que ver con la realidad.
¿Ocurre algo parecido con alguno de los personajes de los que usted habla en el libro?
R.- “En absoluto; cada uno de los capítulos de La Andalucía de los Viajeros, constituye un retrato formal de una vivencia humana, protagonizada por un viajero en concreto; por lo tanto, tales frases o comentarios conservados, y publicados en la mayoría de los casos, en forma de libros, artículos o crónicas de viaje, suponen un documento histórico del mayor valor socio-cultural, toda una herramienta para comprender mejor ese momento que la ciudad, el pueblo, la aldea, el lugar del mediodía peninsular fue escenario, y que facilitan la mejor ambientación al viajero que describe los conceptos que más llamaron su atención, auténticos testimonios que se difundieron por el extranjero, y despertaron el interés de la cultura andaluza, tanto a nivel general: por el mundo, como a nivel particular: el resto del Estado español”.
5.- ¿Existen tópicos acerca de Andalucía del que somos deudores de alguno de los viajeros que usted cita en su libro?
R.- “Como ya he dicho anteriormente, cada viajero sintió un especial interés por un concepto concreto de Andalucía; y esta atracción abarca al personaje que descubre; hombre de carne y hueso con el que comparte momentos inolvidables de su periplo por el mediodía
hispano; y cada individuo es diferente entre sí; no tenía nada que ver el señorito sevillano, con el pastor de Ronda; el agricultor de la Vega de Granada, con el pescador de la Bahía de Cádiz; el ganadero de la Sierra de Aracena, con el olivarero de los campos de Jaén, etc.; y esa diversidad humana no tardaron en comprenderla y valorarla magníficamente los viajeros, desde Estrabón a Bowles, mucho mejor que los tópicos absurdos que se establecen en nuestros días, faltos, en la mayoría de los casos, del mínimo rigor”.
6.- ¿Qué papel desempeñaron los bandoleros en la historia de Andalucía?
R.- “El carácter andaluz es abierto y hospitalario con quienes llegan a su tierra con el espíritu predispuesto al diálogo, a las buenas maneras; sin embargo, esa amabilidad se transforma en valentía y rechazo al foráneo, cuando éste intenta imponer sus dominio; con la invasión francesa de la Guerra de la Independencia, este sentimiento del andaluz se puso a flor de piel, surgiendo quienes tuvieron que vivir al margen de la ley; pero en el corazón de estos “proscritos” latía un sentimiento de libertad, de honor, de reparto de los bienes, de la tolerancia; y esa fuerza humana sigue latiendo en nuestros días en el pecho del andaluz”.
6.- Para finalizar, ¿quién cree usted que sentirá más placer al acercarse a las páginas de Viajeros por Andalucía?
R.- “Esta obra es el resultado de un trabajo de campo de varios años de investigación, que he querido transmitir a los lectores, en mi deseo de que sus páginas merezcan el mayor interés, no sólo para el viajero de nuestros días, que aún no conoce esta fascinante tierra, sino también en sus capítulos late el alma andaluza, retratada con la sensibilidad y maestría por los viajeros históricos que, a lo largo de los tiempos, alcanzaron esta región, en busca del embrujo y los mitos; no debemos olvidar que, durante muchos años, Andalucía fue un anticipo de la magia de Oriente en Europa, y hoy ese legado se ha conservado en infinidad de sus rincones. La Andalucía de los Viajeros, por lo tanto, constituye un reto para el viajero de nuestros días, interesado en recuperar la memoria histórica de un personaje en concreto, cuando recorre las huellas que éste dejó en su transitar por la geografía andaluza; pero, para conseguirlo, el viajero –no turista- actual debería ir con los cinco sentidos bien despiertos”.

martes, 13 de marzo de 2012

Gloriosa Gaceta del Mester- Marzo 2012

Ya está a vuestra disposición el último número de la Gloriosa Gaceta del Mester.
El enlace es el siguiente:
http://issuu.com/gloriosagacetadelmester/docs/22._gaceta_de_marzo-12

Lo podéis bajar en PDF e inclusive imprimir si fuera necesario
Que disfrutéis su lectura