Loading...

domingo, 5 de junio de 2011

ORGULLO Y ELOGIO DE LOS CERVANTES

ORGULLO Y ELOGIO DE LOS CERVANTES
APULEYO SOTO -  Glorioso Mester

“Orgullosa debe sentirse España de sus sedes del Instituto Cervantes en Brasil”, me comentan las autoridades regionales durante mi estancia en Curitiba, capital del estado de Paraná, adonde he volado para celebrar el Día Infantil y Juvenil de la Lengua Española, incluído en el Programa “Lobos y Dragones”.

Brasil es el gigante financiero, económico, social y cultural de la América latina que cuenta con mayor número de sedes del Instituto que dirige Carmen Cafarell en todo el mundo, pero está rodeado por más de veinte países emergentes que se expresan en castellano y sus habitantes necesitan saber y usar bien esta herramienta de comunicación para comercializar sus productos desde México a la Patagonia. El cariño y la ansiedad con que te reciben en la antigua colonia portuguesa son de sobra conocidos y de admiración continua.

El poeta Salvador López Becerra, Director del Centro de la gran ciudad medioambiental del Sur, inaugurado por los Príncipes en 2007, me confirma esta impresión de urgencia.

Yo lo he palpado en los excelentes colegios Dom Bosco (tres charlas ante trescientos y pico de alumnos de ocho a dieciocho años) y en el Centro Español de Curitiba, en el que conviven, estudian y dan clases de baile emigrantes y nativos. Mis intérpretes Michelle y Regina Darriba me fueron de gran ayuda para el entendimiento común.
Tomando como base mi libro “Pepín Pepino, el fantasma miedoso” (editorial San Pablo, Madrid, 2007-2011) realicé un elogio de la lengua y la gramática de Nebrija, actualizándolas con menciones y obras de los autores contemporáneos, que despertaron su gusto y atención por la riqueza y complejidad de la realidad española.

 Volveré a los Cervantes. Son la punta de lanza del castellano que compartimos quinientos millones de habitantes, y no hay mejor embajada que ponga en valor nuestro país. Brasil no es más que un ejemplo de esta gloriosa labor española en la escena internacional. Y Curitiba, ciudad industrial y segura colindante con las cataratas del río Iguazú, me lo ha demostrado a las claras. En español.



2 comentarios:

  1. El español, una lengual imparable en el mundo

    ResponderEliminar
  2. Muy al pesar de tanto postmoderno energúmeno que insta hablar la lengua del imperio (oseasé el Inglés)¿NO SERÁ MÁS FACIL PARA NOSOTROS QUE LOS GUIRIS APRENDAN ESPAÑOL?
    Salu2 Jesús

    ResponderEliminar