Loading...

miércoles, 26 de octubre de 2011

Dos Leyendas Pedrazanas

DOS LEYENDAS PEDRAZANAS
Por Apuleyo Soto Pajares

El romance fue declamada por el autor subido a una silla en “El Corral de Joaquina”, a los postres de una cena bien abastecida, en la que se celebraba la entrega de los “Premios Villa de Pedraza”, el 22 de octubre del año 2011.
Apuleyo Soto Pajares
Glorioso Mester

Dicen que las piedras duermen
y aun durmiendo también hablan;
voy a hacer que hablen las piedras
en esta noche serrana.

Es una leyenda regia,
es una leyenda áurea,
que corre de boca en boca
por la estepa segoviana.

Esa crónica inconsútil
que en mi memoria se alza
trascribe a los fijosdalgo
de esta villa y las sus almas

como ricos herederos
de los templarios de raza:
en el pecho una oración
y en las manos una espada.
Porque se alargue esta noche
(que cenamos de matanza
en el Corral de Joaquina
con la diosa musa Adriana),
quiero que la transmitáis
los Amigos de Pedraza
a los hijos y los nietos
que vuestro apellido calzan.

Cuéntanse en páginas viejas
que han llegado casi intactas
a mis ojos visionarios,
las siguientes circunstancias:

“Allá por el año mil
del Cristo que en cruz finara
y que la cruz nos pusiera
como señal de su estampa,
arribaron a esta cumbre
las escuadras castellanas
y asentándose en sus riscos,
a las pías y a las bravas,

levantaron  un castillo
y cubrieron de murallas
sus espacios sacrosantos
que el gran río Cega baña.

Esas torres y esos muros
todavía son gallarda
contención del contrapunto
que suponen las Veladas:
A la luz de chicas velas
la electricidad se apaga
y la ciudadela brilla
como custodia de plata.
Y a la historia me remito,
porque cuentan y no paran
que el maestro don José,
de la estirpe de los Lara,

se deja ver al abrigo
de los violines y flautas
en los conciertos de Julio
que resuenan por la plaza,

y hoy al fin Santo Domingo
-la corona de sus canas-
se ha estrenado como el templo
del amor a las palabras.

¡Qué plumas las madrileñas!
¡Qué plumas las sevillanas!
Entre el público sus voces
sonaban igual que el agua.
Les dimos la bienvenida
Ángel Calle, Antonio Gracia,
Javier Acebo, Teodoro,
Sánchez Muñoz y su dama,
Chelo, Rafael Sanz Sanz,
Maribel la bien callada,
Carlos el anfitrión
y el que esto firma con Ana…
Una historia, dos encuentros:
De cuentos y pentagramas
es el aire de las calles
de esta villa segoviana.

Sobre la historia, las piedras;
sobre las piedras, Pedraza;
por los siglos de los siglos
corran sus leyendas áureas.

apuleyosotopajares@hotmail.com

Todas estas fotografías pertenecen al Archivo del Glorioso Mester (García Jiménez & Fernández Palacios) Pueden reproducirse para fines de promoción turística. Rogamos citen la procedencia en caso de utilizarse.

6 comentarios:

  1. Aaay ..., maestro!!!

    Cuan aromas de la sierra, y cuanto a Pedraza cantan, siendo de esta la sierra Segoviana.
    Ni Doña Juana podría haberla cantado más serrana.

    Esa es mi Pedraza.., tierra de cantos, vacas y encinas.

    Esa es mi Pedraza un trocito de mi tierra Segoviana..

    ResponderEliminar
  2. ¡Precioso poema y genial Apuleyo!
    Si que os agradeceríamos que citárais la fuente de la foto que no es otra que www.descubrepedraza.com
    ©Descubre Pedraza

    ¡Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  3. Gracias amigos.
    Lo damos por citado en tu comentario y disculpa siempre lo hacemos, lo que ocurre que esta vez al no llegarnos la reseña lo hemos omitido. Si quieres podemos cambiar la foto pues de Pedraza contamos en nuestro archivo fotos de esta preciosa villa como para aburrir.
    Gracias de todos modo y lamentamos la omisión
    Saludos cordiales
    Jesús García y Jiménez

    ResponderEliminar
  4. Ya se han sustituido las dos fotografías que figuraban al principio por las que figuran el la actualidad y pertenecen a nuestro archivo.

    ResponderEliminar
  5. Estimado Glorioso Mester.
    Las fotos de Pedraza nunca aburren.
    Muchas gracias, un cordial saludo y mucho ánimo para continuar vuestro blog.

    ResponderEliminar