Loading...

jueves, 20 de octubre de 2011

ORACIÓN A SAN MALAQUÍAS, SEGOVIANO DEL AÑO

ORACIÓN A SAN MALAQUÍAS, SEGOVIANO DEL AÑO
Por Apuleyo Soto

San Malaquías, cuida mis días, mis alegrías, mis acedías…con sabio humor.

San Malaquías, rey de la Caja, -señora maja, trigo sin paja del impostor-; San Malaquías, al que Atilano cedió su mano de segoviano como gestor;

San Malaquías, jefe de cuentas social-exentas que bien contentas al escritor; San Malaquías, puntual amigo, tenme contigo bajo tu abrigo de protector.

San Malaquías, hombre del año que haces apaño sin ningún daño
al petitor; San Malaquías, suave en el tajo con firme cuajo…, que Antonio Horcajo premie tu honor.

San Malaquías, Póntifex sumo en quien resumo verano y humo del labrador; San Malaquías, que al comerciante y al negociante y al comediante das su valor; San Malaquías, que en la tajada vinorregada más celebrada del comedor…; San Malaquías, que con Tomé, Venancio Andrés y el Tasio fiel gozas favor; San Malaquías, por ser quien eres, borra los ERES y haz tus deberes al por mayor.
                                
San Malaquías, Dios te bendiga con una jiga de miel de higa, que es la mejor. San Malaquías, a ti llamamos y te invocamos los que le damos gloria y favor, San Malaquías, a los que entregan, luchan, faenan y se refriegan por sólo amor.

San Malaquías, va mi poema porque este tema de clara y yema valga un cojón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario