Loading...

sábado, 2 de febrero de 2013

Andrés de Vandelvira, genio jienense del renacimiento que no olvida la historia

 
D
ifícil es para el viajero visitar Úbeda, Baeza o la misma capital de la provincia y no volver entusiasmado de contemplar la obra de este maestro renacentista cuyas creaciones monumentales rayan la línea de la admiración por lo sublime, arquitectónicamente hablando.

No solo fue profeta en su tierra, en territorios conquenses, entre otros, podemos contemplar su legado entre los muros monacales de Uclés, por citar alguno.


Andrés de Vandelvira nace en Alcaraz, (Albacete) en 1509 y fallece en Jaén en 1575) aparte de célebre cantero fue un consumado arquitecto de su época: el Renacimiento.

Fue hijo y discípulo del también arquitecto, Pedro de Vandelvira, y estaba casado con Luisa de Luna, de Villacarrillo, con la que tuvo siete hijos, uno de los cuales, Alonso de Vandelvira, escribió un libro "Libro de cortes de piedra", que ayudó a que fuera conocida la obra de su padre. Fundó una capellanía, en la Iglesia Parroquial de Villacarrillo, a favor de su hijo el presbítero y licenciado Pedro de Vandelvira. Siendo en este último lugar donde acopió la mayor parte de su patrimonio.

Con 21 años también aparece Vandelvira en unas ambiciosas obras del Convento de Uclés, como ya se ha mencionado, obra iniciada por Francisco de Luna en 1529; su participación, "a la sombra de la escuela plateresca toledana", es uno de los ingredientes formativos de su personalidad.
Instruido por su padre, que había estudiado en Italia, fue un varón de gran cultura; conocía los tratados más famosos de la época, y los puso en práctica gracias a los mecenas que encontró, principalmente en la provincia de Jaén, como la misma iglesia, y los nobles relacionados con la familia Molina, como Francisco de los Cobos y Molina, protector de su padre. Fue el inventor de la bóveda vaída y de otras ingeniosas soluciones constructivas.

Entre sus obras más notables está la Sacra Capilla del Salvador, realizada en Úbeda sobre un proyecto inicial de Diego de Siloé, por encargo de Francisco de los Cobos. Tras esta obra, vienen muchas otras, como la capilla de los Benavides en el convento de San Francisco de Baeza, una obra maestra (por desgracia perdida en parte tras el terremoto de 1755); la intervención en la catedral de Baeza o en el Antiguo Convento de Santo Domingo de La Guardia de Jaén, el Hospital de Santiago de Úbeda o la mismísima Catedral de Jaén, obra también iniciada por su padre, Pedro de Vandelvira en 1540, donde ejecutó las obras que su padre había trazado especialmente la fachada de mediodía, la sala capitular, el panteón, la sacristía y las capillas del lado de la epístola.

También trazó y dirigió la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Villacarrillo, que es de tres naves divididas por cinco columnas corintias por banda y el retablo mayor y los colaterales y fue una de sus primeras y grandes obras en la provincia de Jaén. También se le atribuye la traza de la nave central de la Iglesia de La Asunción en Jódar.


Se le atribuye la torre del Tardón en Alcaraz, que guarda muchas similitudes en su decoración con la Capilla del Salvador de Úbeda.

Una de sus últimas obras, en las que muestra una gran pureza de estilo es el Hospital de Santiago, en Úbeda. A su muerte, su cuerpo fue enterrado en la Basílica de San Ildefonso de Jaén

Es idea muy generalizada identificar y englobar, genéricamente, a la arquitectura renacentista de la comarca e incluso de toda la provincia con la obra de Andrés de Vandelvira y sus seguidores. Con suma facilidad casi todas las poblaciones se atribuyen la intervención de Andrés de Vandelvira en una iglesia parroquial, palacios, o casa consistorial.

La familia de Los Cobos-Molina, conscientes de que la mejor manera de transmitir su imagen a la posteridad era a través del mecenazgo artístico en sus múltiples manifestaciones, se afánan por promover obras de arte público-privadas que marcarán la personalidad urbana de su "poder".

Andrés de Vandelvira llega a Villacarrillo para trabajar en las obras de su iglesia parroquial. Estando en esta localidad, en 1534 es llamado por el cabildo municipal de la vecina población de Sabiote. El siguiente paso, dos años más tarde, sería su compromiso, junto al cantero Alonso Ruiz, para edificar la iglesia, que para su enterramiento Don Francisco de los Cobos, Secretario del emperador Carlos V, se proponía levantar en Úbeda, según proyecto de Diego de Siloé, maestro mayor de las obras de la catedral de Granada. A partir de este momento comienza su vinculación con Úbeda.

Dentro del panorama histórico-artístico español, Andrés de Vandelvira no es una excepción sino que forma parte de una rica y fecunda generación de maestros de cantería.

Andrés de Vandelvira resume la enorme complejidad profesional de los artistas del Renacimiento, y su actividad se desarrolla en diversos campos artísticos: la ingeniería ya que fue el tracista del impresionante puente de Ariza, tendido sobre el río Guadalimar a pocos kilómetros de Úbeda, la estereotomía e incluso la rejería.

Evidentemente, tan extensa y significativa trayectoria es el resultado de su larga y rica experiencia basada tanto en la práctica como en sus conocimientos teóricos de libros y tratados de arquitectura de la época, como eran Vitruvio y Serlio de los cuales era poseedor según reza en su testamento.

Pocos arquitectos del siglo XVI produjeron una obra tan numerosa y variada, tanto en tipologías como en lugares, donde el denominador común es la alta calidad, y un sello personal que hacen de Úbeda y Baeza centro del Renacimiento andaluz y español.




3 comentarios:

  1. El padre de Vandelvira es un personaje completamente desconocido. Nada sabemos de él, si era natural de Alcaraz, o si vino de Flandes. El nombre de Pedro de Vandelvira es un error de un historiador que luego se ha venido copiando por otros autores, y por supuesto eso de que viajo a Italia es pura ficción.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tan interesante aporte.
    También habiamos pensado en la posible procedencia flamenca del apellido Van Delvira, pero no hemos encontrado datos fiables.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar